Con el alma acongojada
por un hondo sentimiento,
las tristes notas al viento
voy de mi lira a lanzar;
para venerar la gloria
del jefe noble y sincero
de Saravia, el gran guerrero,
el caudillo popular.

Como argentino deploro
la muerte de ese patricio,
del malogrado Aparicio,
como el pueblo le llamó;
del jefe que con denuendo
en aguerridas acciones,
al frente de sus leones
como un héroe se portó.

Su nombre vivirá siempre
en el libro de la historia
y su inmarchitable gloria
tendrá recuerdo eternal;
y en el corazón del pueblo,
que su valor ha admirado,
será siempre recordado
el gran patriota oriental.

Enviar Tradução Adicionar à playlist Tamanho Cifra Imprimir Corrigir