Me has enseñado a soñar despierto,
me has enseñado a valorar el tiempo.
Eres el camino que me lleva al cielo.
Tú eres esa fuerza donde pierdo el miedo.

Tú eres ese beso por el que respiro,
tú eres mi secreto, tú eres mi delirio.
Cada vez dependo más de tu presencia,
cada vez me amarro más a tu inocencia.

No pido más cuando tu estas,
no hace falta que te explique lo que sentí
cuando te vi, cuando al fin te tuve cerca
y comprendí que hice bien
en buscarte y no esperarte
y no hay razón más que este amor
que te tengo, que yo siento, que presiento.
Me alimento de esperanza mi razón mis dos palabras.
Eres ese beso por el que respiro,
tú eres mi secreto, tu eres mi deliro.
Cada vez dependo más de tu presencia
cada vez me amarro más a tu inocencia.
No pido más cuanto tu estas,
no hace falta que te explique
lo que sentí cuando te vi,
cuando al fin te tuve cerca y comprendí
que hice bien en buscarte y no esperarte
y no hay razón más que este amor que te tengo,
que yo siento, que presiento.
Me alimento de esperanza mi razón mis dos palabras.
Mi esperanza, mi razón en dos palabras te quiero

Enviar Tradução Adicionar à playlist Tamanho Cifra Imprimir Corrigir