Anoche estuve conversando
Con mi cigarrillo me sentí
Cansada, cansada, aburrida y tan vacía
Que a veces hasta pienso que
Ni siquiera existo, que a veces hasta pienso
Que ni siquiera existo

Lo encendí muy lentamente le
Dí una fumada y al mirar el
Humo que en el espacio se
Volatizaba, recordé tantas cosas
Que creí olvidadas, se las conté
Todas mientras que lo fumaba

Le conversé de ti y de mis
Añoranzas, le conté de tus
Besos y de mis esperanzas
Le conté de tu olvido de mis
Lágrimas tantas, de aquello
Que vivimos y que hoy se ha
Vuelto nada, le dije que es

Posible que a mi nadie me
Quiera por que he intentado
Vivir a mi manera, por que
Me he negado ha pagar el
Tributo de bajeza y pecados
Que hoy nos exige el mundo

Que a lo mejor estoy acabada
O que la vida me ha vencido
Que e sufrido y e llorado
Que he luchado y e reído y
Que es lo que he ganado por
Ser así tan comprensiva, solo
Vivir desesperada en un mundo
Tan vacío

A noche estuve conversando con
Mi cigarrillo, y al terminarlo
Pensando me quede entre sus pies
Que en este verso triste, que es
El mundo en que vivo, solo el me
Va quedando como único amigo

Enviar Tradução Adicionar à playlist Tamanho Cifra Imprimir Corrigir