Acurrucados escuchando el mar
abrazados estuvimos ¡qué importa el tiempo!
Seguir a tu figura con un dedo
cuando el viento acariciabas suave a tu vestido.

Y tú
casi una niña tú
y tu sonrisa ingenua tú.
Y yo
a pies descalzos yo
jugaba con tu pelo yo.

Y quedarse jugando con aquella hormiga
y quedarse callados, casi sin pensar
Y te siento temblar
y me siento temblar.
Y se pierden en medio de la noche las estrellas
Y un extraño escalofrío te hace más bella.
Después correr felices cara al viento,
caernos en la arena, ya sin aliento.
Y tú
en un suspiro tú,
en cada pensamiento tú.
Y yo
yo me callaba yo,
por no arruinarlo todo yo.
Y besarte la boca, robarte la boca.
Descubrirte más bella, tu cabello atrás.
Y yo te quiero más

y yo te quiero más

eres el amor.

Y ya no hay nada más que tú

tan sólo tú y siempre tú

que me golpeas en el corazón.

Y yo qué más puedo decir
si ahora no estuvieras tú

que has inventado nuestro amor.

Y jugando los dos caímos con la ropa al mar

y un beso y otro y otro beso...que no podía decirte...

que tú

pálida y dulce tú

ya eras todo todo tú.

Y yo

yo era otro yo

que te apretaba fuerte yo.

Con la ropa mojada, reír ahí al mirarnos

y abrazarnos de pronto...te repito yo:

Necesito de ti,

necesito de ti.

Dame lo que queda.

Y ya no hay nada más que tú

tan sólo tú y siempre tú

que me golpeas en el corazón.

Y yo qué más puedo decir
si ahora no estuvieras tú
que has inventado nuestro amor.

Enviar Tradução Adicionar à playlist Tamanho Cifra Imprimir Corrigir