Ay, el amor secreto, un cadencioso
Levantar las solapas a los días,
El dolor de gritar con las encías
Te amo, ¡te amo! y un dolor hermoso:

Te he sepultado viva, en mí, por mía,
Y aún con la ropa vuelta calabozo
Desbrochamos la melancolía
Y desnudas las almas, qué alborozo,

Qué abrazo en alma pura que nos dimos
Y adentro se abrazaron las aortas
Con mimos perfumados como un ramo.

Si pudo ser o no, mi amor, qué importa,
Qué importa si hemos muerto o si vivimos,
Te amo, te amo, te amo, te amo, te amo.

Enviar Tradução Adicionar à playlist Tamanho Cifra Imprimir Corrigir