Ya me traes arañando las paredes
Y arrastrando en el surco los huaraches,
Pero asícomo Dios me dio licencia
Vine a verte para que me apapaches.

Di que sí con tu boquita saborcito de pistache,
Cariñito mío no digas que no,
Lléname de besos, lléname de amor.

Ya me traes con los pies bien espinados
Y dejando en las ramas el sombrero,
No habrá nadie más gallo en este mundo
que me quite lo mucho que te quiero.

Ay caray quien dijo miedo, si por ti yo vivo y muero
Ábreme tus brazos y dime que sí,
Dios ha de pagarte lo que hagas por mí.

Ya me traes bien mordido de los perros
Y aguantando en tu casa las pedradas,
Ya perece que como de tus manos
Unas gordas, grandotas enchiladas,
Me enloquece tu boquita tan jugosa y colorada,
Cariñito mío no digas que no,
Lléname de besos, lléname de amor.

Ya me traes arañando las paredes
Y dejando en la cerca la camisa,
Me amenazan tormentas y temblores
Pero yo soy de concha bien maciza,
Qué bonitas miraditas
Qué rechula es tu sonrisa,
Ábreme tus brazos y dime que sí
Dios ha de pagarte lo que hagas por mí.

Enviar Tradução Adicionar à playlist Tamanho Cifra Imprimir Corrigir