Un viejo árbol
Fue testigo y en él se sentó un sobreviviente
A secar sus lágrimas, las que el tiempo secó totalmente.
Porque sus manos son fuertes, sabias, y él secó totalmente.
Y nos enseña , nos estremece, al revolver en los paisajes
La tremenda verdad de ese viejo árbol.

Enviar Tradução Adicionar à playlist Tamanho Cifra Imprimir Corrigir