Ya se va para los cielos
Ese querido angelito,
A rogar por sus abuelos,
Por sus padres y hermanitos.

Cuando se muere en la carne
El alma busca su sitio,
Adentro de una amapola
O dentro de un pajarito.

La tierra lo está esperando,
Con su corazón abierto,
Por eso és que el angelito,
Parece que estás despierto.

Cuando se muere en la carne,
El alma busca su centro,
En el brillo de una rosa
O de un pececito nuevo.

En su cunita de tierra,
Lo arrullará una campana,
Mientras la lluvia le limpia,
Su carita en la mañana.

Cuando se muere en la carne
El alma busca su diana,
En el misterio del mundo,
Que le ha abierto su ventana.

Las mariposas alegres,
De ver el bello angelito,
Alrededor de su cuna,
Le caminan despacito.

Cuando se muere en la carne,
El alma va derechito,
A saludar a la luna,
Y de paso al lucerito.

Adónde se fué su gracia,
Adónde se fué su dulzura,
Por qué se cae su cuerpo,
Como una fruta madura.

Cuando se muere en la carne,
El alma busca en la altura,
La explicación de su vida,
Cortada con tal premura.

La explicación de su muerte,
Prisionera en una tumba,
Cuando se muere en la carne,
El alma se queda oscura.

Tradução Adicionar à playlist Tamanho Cifra Imprimir Corrigir