En este solitario paraje ya ha
pasado el que habla
arrebatandonos las sensaciones de vida,
enmudeciendonos,
haciendonos sentir perforados,
abandondados en la soledad mas
profunda rasgando finamente
nuestras ansiedades,
instintos y miedos.

En fin el estar aqui ya es signo de
muerte venimos marcados antes de existir,
la muerte la llevamos en vida al
pertenecer a este maldito cuerpo
articulado,
que solo permite sensaciones vagas.

Insuficientes, incomplementos, dejados,
atados al sentimiento de sentirnos
ajenos a la creacion,
condenados a sentir este
vacio inmenso por pertenecer a
esta maldita raza que trata
de disfrazar sus sentimientos de
abandono en fallidos intentos de
completitud mental y corporal.

La eterna busqueda, el eterno sufrir,
la profunda tristeza de vivir solo a
pesar de estar rodeado de seres
semejantes todos ellos confinados
a la insatisfaccion existencial.

El darse cuenta de lo vano que es el
ser humano,
de lo terrible que es enfrentarse
con nuestro destino,
de lo frustante que es analizar
nuestra condicion en esta realidad.

El hombre como ser pensante en el
fondo es el ser mas inconsciente,
olvidado, incomplemento y absurdo de
la creacion.

Incapacitado para obvervar y sentir
lo que sus semejantes viven y
sienten debe soportar su existencia
como un castigo con escasos
momentos de brillantez por el
simple hecho de pertenecer a la raza humana.

Nuestra naturaleza es esto la voraz
e insaciable necesidad de algo que desconocemos,
algo que se encuentra tal vez en
otro nivel de conciencia.
Fuera de este mundo.

Enviar Tradução Adicionar à playlist Tamanho Cifra Imprimir Corrigir