Sufrida tierra mía,
reliquia de los pobres
un diablo de cenizas
bautiza tus fogones

De Sabagasta al norte,
sacuden los vinales
sonámbulos hechizos
de viejos reza-bailes

Tu corazón nativo
levanta polvaredas,
para espantar las penas
del hambre y la miseria

Sollozan los crespines,
como rogando al cielo
que nunca se arrodille
mi pueblo santiagueño

Cuando lunece el río
besando salitrales,
mi pago es un espejo
de luchas ancestrales

Changos color de viento,
sepultan las estrellas,
para mirar el alma
de nuestra raza muerta

El monte se esperanza,
pintando sus dolores,
aunque lo tumbe el hombre,
semillarán sus flores

Enviar Tradução Adicionar à playlist Tamanho Cifra Imprimir Corrigir